Nuestra línea de trabajo se define en cinco palabras: "Lo simple es lo efectivo".

 

MMT PHOTOGRAPHY & GRAPHICS ES UN ESTUDIO EDITORIAL, CON FOTOGRAFÍA, DISEÑO GRÁFICO, VIDEO Y DIRECCIÓN DE ARTE. EN DONDE EMPEZAMOS CON PEQUEÑAS IDEAS PARA VOLVERLAS GRANDES.

Nuestro Magical Mistery Tour empezó mucho después que el de los Beatles, durante el verano del 2007, en una antigua casona barranquina, en Lima. Ahí, bajo una escalera que no subía a ninguna parte, se creó la editorial Cactus, de la que no brotaron espinas ni se extrajo aguardiente alucinógeno, pero con la que editamos una celebrada revista para peruanos en España llamada El Rocoto. 

Sin compromisos ni contratos, otras ofertas y proyectos empezaron a asomar con ganas de robarse nuestra atención. Dedomedio, entonces una nueva revista de corte irreverente dirigida a jóvenes, nos capturó por otros dos años en los que llegamos a imprimir 10 mil ejemplares por mes.

Pero la gira no paró y dejamos la adrenalina de los cierres para tomar caminos distintos que, a veces, avanzaban en paralelo (y algunas noches incluso en zigzag). 


Así fue como surgió MMT Photography, un taller enteramente fotográfico que nos llevó a retratar a Kuczynski para la portada de una revista holandesa, a perseguir a Susana Villarán para el medio digital más leído de América Latina, a congelar en un instante a Alex Kapranos de los Franz Ferdinand para una productora de música a la que no le importaba tanto llenar estadios, y a fotografiar a Los Protones para la tapa de su mejor álbum. MMT Photography nos hizo flotar de ida y vuelta hasta la Isla San Lorenzo, viajar por el Perú cual piloto de Taca, y a capturar cada rincón del mejor aeropuerto de América del Sur.

Y entonces la cámara se topó con una bicicleta y quiso girar sobre dos ruedas. The Flying Bicycle, estudio de diseño volátil se unió a la gira interminable y así agregamos un "& Graphics" al ya consolidado MMT Photography. TFB nos dio otro ritmo, nos regaló todo el poder de la tipografía, nos cambió la cara con todos los colores del pantone, dibujó de un solo trazo todo aquello que no podíamos fotografiar, y desplegó sobre la mesa un hermoso mapa con futuras conquistas. La primera fue la edición de nuestros tres primeros libros de fotografía. Las otras ya se ven a través de los binoculares, y cada vez están más cerca.

¿Te unes a la expedición?